Somos Alcalá presente en el acto de acogida de los niños saharauis en Alcalá de Henares

Somos Alcalá presente en el acto de acogida de los niños saharauis en Alcalá de Henares

En el marco del programa “Vacaciones en Paz”, hoy han llegado hasta la ciudad complutense 18 niños y niñas procedentes de los campos de refugiados saharauis. Estos pequeños, de edades comprendidas entre los 10 y los 12 años, pasarán los meses de julio y agosto en nuestra ciudad, lejos de las durísimas condiciones en que sobreviven habitualmente en el desierto del Sáhara.

Esta tarde se ha celebrado en el Salón de plenos del Ayuntamiento la tradicional acogida de un grupo de pequeños saharauis que llegan cada verano hasta nuestra ciudad.

Esta iniciativa, que se celebra desde los años noventa en varias ciudades españolas (desde 2003 en Alcalá de Henares) en estrecha colaboración con la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui, posibilita que algunas familias acojan durante los meses de verano a estos pequeños y pequeñas, alejándoles de las ardientes arenas de los campamentos de refugiados del inhóspito desierto del Sahara.

El fin principal es que disfruten, al menos durante unos días, de unas condiciones de vida mucho más propias para pequeños de sus edades en un entorno menos hostil que en el que viven cada día.

Sahara-Somos.2Olga García, próxima Primera Teniente Alcalde y Concejal de Vivienda e Infraestructuras del Ayuntamiento por Somos Alcalá, ha resaltado la importancia e idoneidad de este tipo de iniciativas que sirven, según ha señalado, “para evidenciar las enormes diferencias que existen entre el llamado primer mundo y el tercer mundo. Una cuestión de especial relevancia social si consideramos que aquellos a los que denominamos como integrantes de ese tercer mundo son nuestros vecinos más próximos, en este caso el pueblo Saharaui, con quien el Gobierno español mantiene importantes lazos históricos que no siempre han sido bien correspondidos por nuestra parte“. Cabe recordar que el Sáhara occidental fue colonia española hasta 1976.

El grupo, que compartirá su vida durante estos dos meses con familias de Alcalá, recibirá manutención y asistencia médica en aquellos aspectos que precise.

El Programa Vacaciones en Paz representa una excelente oportunidad para visibilizar las condiciones en las que se halla inmerso el pueblo saharaui. Al tiempo que brinda a estos niños y niñas la posibilidad de conocer otra cultura y profundizar en sus lazos con España.