Doce años de gobierno del PP sitúan al Ayuntamiento al borde del abismo

Doce años de gobierno del PP sitúan  al Ayuntamiento al borde del abismo

Hoy ha sido presentado el primer informe correspondiente al análisis de la situación financiera del Ayuntamiento de Alcalá de Henares a fecha del mes de septiembre de 2015. Tras doce años de nefasta gestión económica del Partido Popular las peores sospechas se confirman: Alcalá de Henares afronta una deuda de 261 millones de euros que hipoteca la acción del nuevo gobierno y pone en serias dificultades la ejecución de proyectos fundamentales para la ciudad.

El importante trabajo que se ha hecho público hoy, primero de una serie de documentos que se irán publicando de forma paulatina, es producto del compromiso de información y transparencia que adquirió Somos Alcalá con la ciudadanía.

El informe, realizado por el Servicio de Análisis Económico y por Intervención Municipal, califica como “muy delicada” la situación económica del Consistorio. Una realidad producto de la desastrosa gestión desarrollada por los anteriores equipos de gobierno que se traduce, entre otras graves cuestiones, en menos ingresos, más gastos y una carga financiera que se ha multiplicado por 10 en los últimos 12 años.

Atendiendo al reparto de esta enorme deuda entre los habitantes de Alcalá de Henares se desprende que, mientras cada ciudadana y ciudadano acumularía una deuda de 770,37 €, el gasto municipal en inversiones asciende a tan sólo 5,15 € por persona, muy lejos de los 126,38 € por persona que presenta la media estatal, lo que representa un buen ejemplo del concepto de gestión de lo público que tiene el Partido Popular. Y todo ello en un contexto de ausencia absoluta de grandes proyectos tanto para la ciudad como para sus vecinas y vecinos, que pudieran al menos explicar parte de la deuda adquirida.

Resulta especialmente indignante comprobar cómo el partido de los recortes sociales ha dilapidado los ingresos de los años de supuesta bonanza económica (muy real para una exigua y acomodada minoría) que algún “iluminado” llegó a definir como “milagro español”. Un modelo económico basado en el ladrillo, la cultura del pelotazo, presuntos casos de corrupción y el abandono sistemático de los sectores industriales y de los verdaderos generadores de actividad económica para la mayoría.

Somos Alcalá continuará trabajando para que todos los detalles de esta deuda y de todo aquello que tenga que ver con la gestión de los intereses de la ciudadanía sea conocido plenamente, contribuyendo a aclarar las causas de la situación actual a la que nos han conducido las voraces políticas neoliberales del Partido Popular.