En Alcalá no se subirán los impuestos a los hogares y las familias

En Alcalá no se subirán los impuestos a los hogares y las familias

El esfuerzo del equipo de gobierno (del que forma parte Somos Alcalá) por congelar los impuestos, tasas y precios públicos en la actual situación económica se verá acompañado por un Plan de Sostenibilidad Financiera que permita absorber en cuatro años las fuertes tensiones de liquidez que sufre el Ayuntamiento.

El proyecto de Ordenanzas Fiscales 2016 del Ayuntamiento de Alcalá de Henares mantendrá aproximadamente los mismos niveles de presión fiscal que en 2015 con un ajuste redistributivo tan solo en dos figuras impositivas.

Lo más destacado de este proyecto es que el IBI, las Tasas y los Precios Públicos no sufrirán cambios para las familias. De este modo, los efectos de este proyecto de Ordenanzas sobre los hogares y las familias serán prácticamente inexistentes. Los dos cambios en el proyecto de Ordenanzas Fiscales que pueden suponer un ajuste de la presión fiscal tienen que ver con la aplicación de un tipo diferenciado del IBI para las grandes empresas en consonancia con lo que ocurre en las grandes ciudades de la Comunidad de Madrid y con el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía). En el primer caso, aunque se va a mantener el mismo tipo que el año pasado, se va a ampliar la base tributaria para que el efecto impositivo esté más repartido y su aplicación sea más justa. En el caso de la Plusvalía se debe al ajuste redistributivo con el fin de acercar al Ayuntamiento de Alcalá a la media impositiva de las grandes ciudades de la Comunidad de Madrid. Aún con esta propuesta, la Plusvalía en Alcalá seguirá siendo la más baja de todos los grandes municipios.