Medio AmbienteOpinión y debate

Dos años cultivando proyectos para una ciudad mejor

  • El concejal Alberto Egido escribe un artículo para felicitar a la Plataforma para la Agricultura Urbana y Social de Alcalá de Henares (PAUSAH) por su segundo aniversario. 

Durante muchos años los colectivos y asociaciones de Alcalá tuvimos enfrente a un Ayuntamiento que, más que una institución preparada para fomentar el asociacionismo y acoger iniciativas ciudadanas, era prácticamente un muro contra el que chocaban de manera sistemática las propuestas que planteábamos para mejorar la ciudad.

Uno de los colectivos que ya existía y llevaba años trabajando en la red asociativa de la ciudad era la Plataforma para la Agricultura Urbana y Social de Alcalá de Henares (PAUSAH). Esta Plataforma lleva desde 2012 poniendo en común saberes, recursos e ideas con una ilusión común: acercar a la ciudadanía de Alcalá de Henares el acceso a la producción ecológica urbana. En 2016 el Ayuntamiento del cambio del que Somos Alcalá ya formaba parte, puso en marcha con la Plataforma un convenio para ceder un espacio público en la Isla del Colegio y que pudieran desarrollar allí su actividad, y hace unas semanas celebraron su segundo aniversario.

Acudimos a las jornadas que organizaron para celebrar estos dos años de colaboración y para corroborar algo que ya podíamos intuir cuando se puso en marcha el proyecto: el gran éxito que ha tenido en estos dos años, al generar un importante impacto social y medio ambiental para la ciudad. Desde Somos Alcalá hemos querido desde el minuto uno abrir la institución que durante tantos años le dio la espalda a las vecinas y los vecinos y a sus propuestas. Por eso, es especialmente emocionante descubrir que los proyectos que la gente ha puesto en marcha con tanto esfuerzo y dedicación ven la luz y obtienen resultados tangibles como pueden ser unas alcachofas ecológicas, pero también intangibles como puede ser el fortalecimiento del tejido asociativo local y la creación de redes de colaboración sinérgica, de las cuales están empezando a brotar nuevas iniciativas.

Gracias a estos 48 huertos, las vecinas y vecinos tienen una gran oportunidad de acercarse a un medio de vida como es la agricultura y que en las ciudades parece casi olvidado; también saber lo que cuesta producir los alimentos y la posibilidad de estar en contacto directo con la naturaleza. Al mismo tiempo nos permite organizar actividades con colegios e institutos y sin duda ha demostrado ser un ejemplo de colaboración y asociacionismo, dos valores imprescindibles en los tiempos presentes y futuros.

Por todo ello, no podemos dejar de sentir mucha alegría al saber que, gracias a que por fin tenemos un Ayuntamiento accesible y sensible a las necesidades de los colectivos, asociaciones y ciudadanía en general, este tipo de iniciativas salen adelante y se consolidan. Para conseguirlo, muchas veces hacen falta medios económicos que la institución puede y debe poner a disposición de los proyectos, como en este caso en el que se ha adquirido una biotrituradora para facilitar el compostaje y la instalación de una pérgola de madera, para crear un espacio agradable para socializar, porque no debemos olvidar que el éxito o fracaso de cualquier proyecto (¿o sociedad?), depende en buena medida de la relación que haya entre las personas que lo componen.

Sólo nos queda desearle a la Plataforma para la Agricultura Urbana y Social de Alcalá de Henares un feliz cumpleaños y que cumpla muchos, muchos más, haciendo de la agroecología, la soberanía alimentaria y la renaturalización de nuestro entorno, una realidad presente y creciente en nuestra querida Alcalá.

Alberto Egido. Concejal de Medio Ambiente y Movilidad. 

Foto extraída de la web de PAUSAH