EducaciónIniciativas del cambioOpinión y debate

La educación pública es un patrimonio común que ha de ser defendido a toda costa

  • Somos Alcalá se posiciona a favor de  la educación pública y reivindica que el deber de todo gobierno es dotar al Sistema de Educación Pública de todos los recursos que requiera. Además, la formación municipalista reivindica el valor de la educación y el acceso universal a la misma, sin sesgos de renta, género u otra clase, como un vehículo para generar equidad, bienestar, prosperidad y libertad.

Uno de los valores fundamentales de Somos Alcalá es la Equidad. Creemos en una sociedad que provea a cada persona de sus necesidades fundamentales sin hacerla dependiente de intereses ajenos o reveses del azar. Asimismo creemos en una sociedad en la que cada persona tenga las mismas oportunidades de desarrollar y perseguir libremente sus capacidades, motivaciones e intereses. Entendemos que la primera condición es el cimiento de la otra, pues si el devenir de una persona está determinado por las circunstancias materiales y emocionales en las que nace y crece, la libertad es papel mojado en una sociedad desigual.

La educación universal y de calidad y el acceso igualitario a la misma son rasgos propios de las sociedades que han alcanzado un mayor nivel de bienestar, equidad y calidad democrática. No en vano, la reivindicación de una educación pública, universal y libre de oscurantismos fue desde el principio una de las reivindicaciones de los movimientos democráticos modernos. Lo fue asimismo la reivindicación por una educación libre de sesgos de género en la historia de la lucha por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Por eso, Somos Alcalá considera nuestro Sistema de Educación Pública un patrimonio común que ha de ser defendido a toda costa. Sólo la educación pública puede garantizar el acceso igualitario a una educación de calidad para todas y todos. Sólo la educación pública puede evitar que el saber se utilice como un elemento perpetuador de desigualdades. Pero además, no nos basta sólo con tener un sistema de educación pública funcional, sino que se debe invertir para dotar a los centros educativos, al personal que trabaja en ellos y sus alumnos y alumnas de los recursos materiales y del apoyo pedagógico y emocional que éstos requieran y que nos permitan tener un sistema educativo innovador. Creemos, en fin, que esta debería ser una prioridad de todo de gobierno.

La educación es un patrimonio intangible que nos damos como sociedad y que legamos a quienes nos suceden. Pero pese a ser intangible, sus efectos son bien tangibles en términos de calidad de vida, de prosperidad individual y colectiva y de seguridad. Igual de importante es su relevancia en términos de libertad. El acceso igualitario al conocimiento y la información nos permite tomar decisiones mejor fundamentadas y gozar de oportunidades que de otra manera no tendríamos, haciéndonos en efecto más libres.

COMISIÓN DE COMUNICACIÓN DE SOMOS ALCALÁ