Marcha por el Clima: de municipio a municipio salvaremos el planeta.

Marcha por el Clima: de municipio a municipio salvaremos el planeta.

Los efectos del cambio climático se hacen visibles diariamente y nos abocan a un mundo en unos escenarios de incertidumbre desconocidos hasta este momento. Esto hace que el clima y la campaña de lucha contra los efectos del cambio climático hayan trascendido las barreras del marco teórico, de los científicos y expertos, para convertirse en un punto esencial en el desarrollo de las políticas locales. Se trata de un problema vecinal que puede tener solución generando nuevos modelos de ciudad. Somos Alcalá quiere hacer hincapié en este aspecto uniéndonos a la Marcha por el Clima del próximo domingo 29 de noviembre.
Casi en ningún rincón del planeta se cuestiona ya la evidencia de los efectos del cambio climático sobre nuestro planeta. Se está asistiendo a acontecimientos mundiales que nos advierten sobre la necesidad de hacer profundas transformaciones en nuestro modelo de desarrollo para frenar los efectos de este cambio climático. Es este un modelo de desarrollo que ha disfrutado solo un pequeño porcentaje de la población mundial y que es una utopía para otros muchos que nunca podrán disfrutar. Difícil tarea hacer comprender a los países más pobres que desde esta parte del mundo lo hemos gastado todo y ahora ya no pueden incorporar en sus costumbres el modelo occidental de desarrollo. Este es el gran reto que la humanidad tiene, evidenciando el compromiso entre la utilización de recursos para el desarrollo humano y la conservación de los recursos naturales del planeta para su correcto funcionamiento.
Esta tarea se debe acometer en todos los rincones del planeta. Hay que atender los grandes foros donde intervienen personas cuyas decisiones repercuten a nivel macro, pero también es importante trabajar en políticas pequeñas, esas que dirigen nuestro día a día. Esa política en la que participan todas las personas del pueblo, de la ciudad, porque “cada hormiga cuenta”. Y con este reto tan grande por delante, Somos Alcalá se suma a este movimiento mundial, participado por personas del mundo entero que quieren un planeta más habitable, que desean cambios en los hábitos de consumo, que desean una política que busque un equilibrio en ese compromiso permanente entre producción y conservación del medio ambiente, al que diariamente nos reta la Naturaleza.
Somos Alcalá sabe que es posible diseñar otro modelo de ciudad, de escala humana, en la que el peatón, la bicicleta y los transportes públicos son protagonistas, con contenedores de basura para la materia orgánica compostable, con menos envases de un solo uso en las tiendas, con más huertos dentro y alrededor de la ciudad, con una economía enraizada en el territorio en la que prime la rentabilidad social y ambiental, y con espacios naturales bien conservados rodeando la ciudad.
En Alcalá de Henares las energías limpias deben tener un protagonismo relevante. Se ha de trabajar por la soberanía energética utilizando energías renovables. Hay que trabajar para evitar los conflictos armados como los que se están viendo estos días, cuyo origen se encuentra en el desigual reparto de los recursos naturales y en la necesidad de apropiarse de las escasas reservas de petróleo que le quedan al planeta, originando una lucha oriente-occidente con grandes catástrofes humanas llenas de sufrimiento.
En definitiva, Somos Alcalá quiere participar en la reconstrucción de una ciudad que juegue su papel en frenar el cambio climático y sus efectos negativos. Quiere la implicación de todas las personas de esta comunidad, llamada Alcalá de Henares, reunidos gracias a un mensaje ilusionante, participativo e incluyente. El reto es ser capaces de aprender y aprehender que otro modelo de sociedad es posible.
Todo esto hace a Somos Alcalá unirse a la Marcha por el Clima el próximo día 29 de noviembre y seguir trabajando en el desarrollo de políticas locales para aportar su granito de arena a un cambio social tan necesario.