AyuntamientoIniciativas del cambio

En Somos Alcalá tenemos un compromiso ético: no estamos dispuestos a cobrar las barbaridades que ingresan otros muchos políticos. Los ediles de Somos Alcalá respetan este compromiso, establecido en la prohibición de ingresar una cifra superior a tres veces el salario mínimo.

Nada más entrar en el Gobierno forzamos una gran reducción de la masa salarial de las concejalas y concejales: un 25% menos respecto a los sueldos vigentes antes de que Somos llegara al consistorio. El motivo principal para lograr esta reducción es la reducción asumida por los ediles de Somos, que no comparte el resto de miembros del Gobierno. El resto del Gobierno cobra menos que durante la etapa del PP, pero bastante más que los ediles de Somos.

Siete concejales del Ejecutivo cobran entre 67.000 y 63.000 euros al año. En esa orquilla está el salario de la edil de Izquierda Unida y los seis del PSOE, mientras que el alcalde cobra 72.000 euros. Los ediles de Somos Alcalá tienen derecho a las mismas cantidades, pero renunciaron a la mitad del salario para cumplir su compromiso de no cobrar más de tres veces el salario mínimo.Somos Alcalá

La renuncia salarial de Somos Alcalá se destina a subvencionar todo tipo de proyectos en Alcalá de Henares. En total, a lo largo de la legislatura, esta decisión de Somos Alcalá supondrá 640.000 euros. Esta cifra podría aumentar sustancialmente si otros ediles con dedicación exlusiva, tanto en el gobierno como en la oposición, renunciasen a parte del sueldo.