Somos Alcalá apuesta por la Paz y condena todas las violencias

Somos Alcalá apuesta por la Paz  y condena todas las violencias

Nuestra Agrupación Ciudadana manifiesta su absoluta solidaridad con el pueblo francés y con todos los pueblos que sufren las terribles consecuencias de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones. Ninguna sociedad, se sitúe donde se sitúe en el mapa global, debe ser objeto de esta lacra humana ni sujeto de especulaciones sobre la legitimidad de agresión alguna.

Los brutales atentados de París han puesto de manifiesto, una vez más, las horribles consecuencias de la sinrazón y la crueldad cuando se adueñan de la voluntad de los seres humanos. Lamentablemente Alcalá de Henares conoce bien este tipo de efectos que retrotraen la memoria colectiva al 11 de marzo de 2004, cuando más de 190 personas, ciudadanas y ciudadanos, se convirtieron también en víctimas de la locura.

En estos aciagos días transmitimos nuestro pésame a los familiares y amigos de los muertos y heridos franceses, españoles o de cualquier otra nacionalidad. Queremos estar junto a ellos haciéndoles llegar todo el calor de nuestro apoyo y compartiendo su dolor.

Somos conscientes de que resulta complicado encontrar las palabras precisas para definir los sentimientos que se adueñan de los corazones en estos momentos. Y también creemos que las palabras no bastan para evitar el cruce de responsabilidades, acusaciones, demagogia y maniqueo que provoca la violencia, todas las violencias.

Sin embargo, también estamos convencidos de que las víctimas las ponen siempre los mismos: el pueblo, los pueblos. Por ello desde Somos Alcalá hacemos un decidido llamamiento a la paz. Ahora más que nunca el lema que proclama la República Francesa “Libertad, Igualdad y Fraternidad” adquiere su pleno significado y debe resonar muy fuerte en nuestras conciencias.

Solo cuando apliquemos estos principios para toda la humanidad, en todo el planeta, habremos ganado la batalla a la injusticia, al terror y el odio que se retroalimentan mutuamente. Está en nuestras manos. En las de todas y todos. Adquiramos el compromiso de llevarlo a cabo. Juntas y juntos podemos conseguirlo.