Somos Alcalá rechaza la “Ley Mordaza”

Somos Alcalá rechaza la “Ley Mordaza”

Ayer entró en vigor la Ley de Seguridad Ciudadana, más y mejor conocida como “Ley Mordaza”. Con esta nueva norma el Partido Popular vuelve a pisotear el Estado de Derecho sirviéndose del rodillo de su mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados. Esta Ley representa el recorte más duro de libertades para el pueblo español desde que se instaurase la democracia. Somos Alcalá manifiesta su firme rechazo ante lo que considera un ataque directo a los derechos más elementales de la ciudadanía.

La razón de la fuerza vuelve a marcar el paso en la legislación española. Y lo hace a golpe de normativa impuesta por el Gobierno de Mariano Rajoy. Desde ayer somos menos libres para manifestar nuestra opinión y descontento frente a las medidas impuestas por el Ejecutivo, ya que uno de los aspectos en que más se incide en la nueva Ley es en el recorte de la libertad de manifestación y de algunas formas de expresión.

Con la puesta en marcha de esta medida, que tiene enfrente a toda la oposición, gran parte de la judicatura y que ha sido criticada sin ambages por diversas asociaciones y organismos -tanto españoles como de nuestro entorno europeo- el PP trata de instaurar un verdadero Estado policial, dirigido a controlar la disidencia y el ejercicio de la protesta ante las medidas injustas que someten, cada día con mayor virulencia, a las ciudadanas y los ciudadanos en nuestro país.

Somos Alcalá denuncia la imposición de esta “Ley Mordaza” que afecta seriamente a algunos principios jurídicos y que permite la vulneración de derechos fundamentales con disposiciones como la que permite la creación de un Registro Central de Infracciones contra la Seguridad Ciudadana, la que otorga el peso del valor probatorio de las declaraciones a los agentes de la autoridad, o la que permite los cacheos preventivos; entre otros excesos.

El reflejo local de una normativa injusta

En consonancia con lo anterior, Somos Alcalá va a proponer la revisión de la “Ordenanza Municipal para Fomentar y Garantizar la Convivencia Ciudadana en los Espacios Públicos de Alcalá de Henares”, puesta en marcha bajo la mayoría absoluta del Partido Popular en el Ayuntamiento complutense y que entró en vigor en octubre de 2010.

La reglamentación local no le va a la zaga a la nueva Ley que acaba de instaurarse en el resto del Estado. Así, dentro de ese “marco de convivencia” establecido para los alcalaínos y alcalaínas, se contemplan medidas regulatorias tan llamativas como la prohibición de “gritar” en el espacio público con multas de hasta 750 €. Un aspecto que podría quedar a la libre y subjetiva interpretación de los agentes de la autoridad y que podría ser utilizado de forma arbitraria contra algún ciudadano que ejerza su derecho de manifestación y protesta.

Somos Alcalá invitará a la ciudadanía a participar en la composición y redacción de una nueva “Ordenanza Municipal para la Convivencia”. La Agrupación Ciudadana defiende la madurez de las vecinas y vecinos de Alcalá de Henares y considera que deben ser ellos y ellas quienes regulen sus propias normas de urbanidad y convivencia, evitando dejar esta tarea bajo la tutela de intereses partidistas que atenten contra sus derechos fundamentales.

Serán pues los ciudadanos y ciudadanas quienes se doten de las herramientas necesarias con las que organizar su coexistencia. En sus manos está acabar con este nuevo ejercicio de abuso de poder perpetrado por el PP, tanto en el ámbito nacional como en el local.