Somos Alcalá se posiciona en contra de la cesión de suelo público a la empresa Atlético de Madrid S.A.D sin concurso ni participación pública y transparente

En los últimos días se han venido conociendo los detalles del proyecto de Ciudad Deportiva del Atlético de Madrid en nuestra ciudad. Todavía no se conocen datos concretos del proyecto, puesto que el gobierno del PP no facilita la información, pero lo que sí se conoce es que se quiere hacer en suelo público, regalando el patrimonio de los vecinos y vecinas a empresas privadas.

Recientemente se ha dado a conocer a través de varios medios de comunicación que un importante club de fútbol de nuestro país tiene previsto construir  instalaciones deportivas de su propiedad en la ciudad de Alcalá de Henares.

Este es un proyecto del que no tenemos datos concretos, puesto que como es costumbre, el gobierno local no los ha facilitado. Según se ha podido saber, la intención del consistorio es ceder, todo indica que gratuitamente, a la empresa Atlético de Madrid S.A.D todos los terrenos de titularidad pública que iban a ser destinados a la ampliación de la Ciudad Deportiva de Espartales, un proyecto inacabado y con visos de haberse abandonado.

Desde Somos Alcalá nos posicionamos en contra de todo el proceso que se está llevando a cabo de espaldas a la ciudadanía, de manera unilateral y sin contar con el resto de fuerzas políticas. No tenemos ningún problema con la entidad que representa el Atlético de Madrid ni con atraer la inversión a la ciudad. Denunciamos, sin embargo, que se quiera volver a especular con suelo público. Denunciamos la actuación de un gobierno municipal que vuelve a actuar en contra de los intereses de la ciudadanía mediante un proceso opaco, renunciando al fomento del deporte base de gestión pública y de calidad para todas y todos los alcalaínos.

Exigimos al consistorio municipal que dé las oportunas explicaciones al respecto y que paralice de inmediato las negociaciones. Consideramos que un proyecto de tal envergadura no se puede llevar a cabo antes de unas elecciones municipales que cambiarán la relación de fuerzas políticas.

Somos Alcalá se compromete, si gobierna el ayuntamiento, a revisar todo el proceso y los contratos firmados por el consistorio en el caso de que siga el proyecto adelante con estas condiciones, apostando por un proceso abierto, participativo y transparente.